Approdi aplica una metodología de intervención compleja para todas aquellas condiciones conocidas como “trauma extremo”. Los traumas extremos son traumas de carácter interpersonal, repetidos o prolongados en el tiempo, sufridos bajo coacción o imposibilidad de escapar.